Título de la entrada del blog

Subtítulo

Share

Top Studios

Sacar el mayor partido posible cuando llevamos a cabo una producción audiovisual en un estudio pasa por controlar muchos factores. Cualquier producción siempre busca optimizar los recursos disponibles con el menos coste posible y para que eso suceda debemos cuidar muchos elementos.

Tanto si vais a llevar a cabo una producción fotográfica o de vídeo, aquí van una serie de consejos para aprovechar el alquiler de estudio por 10 horas.

La importancia de una buena preproducción

Cualquier proyecto audiovisual necesita una buena preproducción del mismo modo que cualquier edificio necesita de una estructura sólida. Es la fase donde se realizan los mayores esfuerzos y el pilar básico para que durante la producción en sí todo vaya sobre ruedas.

Es momento de tomar decisiones y de situar todos los elementos en el “mapa” para garantizar un rodaje o sesión de fotos de diez.

  • Definir el storytelling. El guión supone la “primera piedra” de nuestro proyecto. Tener claro qué es lo qué vamos a contar y qué queremos transmitir es esencial para que durante la sesión no surjan dudas que nos hagan perder el tiempo.

  • Establecer un plan de rodaje es otra de las tareas claves en la fase de preproducción. No podemos permitirnos el lujo de llegar al estudio y ponernos a tomar decisiones que deberían estar tomadas con anterioridad, supone una pérdida de tiempo y el tiempo es dinero. No solo deberemos tener claro lo que hemos de hacer, tener un timetable estructurado sino habérselo transmitido adecuadamente al equipo. ¿Cuáles son las prioridades? ¿Por dónde empezamos? ¿Están los escenarios montados? ¿Cuándo llevamos el material de grabación? ¿Están los extras y modelos informados?

  • Llevar a cabo reuniones previas entre los diferentes profesionales para ponerse debatir y tomar decisiones sobre los diferentes aspectos que atañen a la producción. Si llegamos al estudio con todo atado evitaremos discusiones absurdas. Todos los condicionantes antes de grabar están bajo control.

  • Cámaras, maquilladores, peluqueros, atrezzo, equipo de producción, eléctricos, etc. Todo el equipo que intervendrá en la producción debe de estar plenamente informado sobre sus diferentes tareas y obligaciones para que el día de la sesión pueda funcionar de manera autónoma.

  • En relación a lo anterior encontramos un elemento crucial en cada producción, la denominada orden de rodaje u hoja de llamada: en ella se establece todo lo necesario para cada día de rodaje. Desde las actividades a realizar durante un día de filmación, con sus horarios específicos y el lugar de las locaciones, hasta aquellos miembros del elenco y del equipo de producción que deben asistir para cumplir con los objetivos.

También son importantes para conocer a los diferentes miembros del equipo y la forma de contactar con ellos. Encontraremos información también sobre los horarios previstos, las pausas, las comidas, la localización. En definitiva todo lo necesario para que el día de rodaje todo esté en su lugar, no haya dudas, evitemos inconvenientes y la sesión pueda ir sobre ruedas.