Título de la entrada del blog

Subtítulo

Share

Top Studios

Hay una pregunta que todo fotógrafo profesional se ha planteado a lo largo de su carrera: ¿mejor contar con estudio propio, improvisarlo para cada sesión o contar con el alquiler de estudios profesionales?

El primer caso necesita una fuerte inversión y una promoción continua como para que el flujo y la cartera de clientes permita rentabilizarlo. El segundo caso necesita planificación y grandes dosis de creatividad para encontrar los espacios disponibles, localizaciones y exteriores perfectas para casa sesión, así como un control de otros factores como permisos, condiciones meteorológicas, etc.

En el caso de acudir al alquiler de un estudio profesional en Barcelona nos encontramos con que todos estos inconvenientes quedan resueltos, al supeditar su contratación a los clientes disponibles y contar con todo lo necesario para planificar la sesión pero, ¿qué otras ventajas encontramos en el alquiler de un espacio para fotografía profesional?

Mejor planificación

Solo necesitas reservar el espacio que mejor se adecue en el día y las horas que necesites. Para el resto, cuentas con un plató preparado para cualquier necesidad y el equipo mejor preparado a tu alcance. De esta manera puedes llevar a cabo cualquier idea creativa o incluso improvisar sin que nada te lo impida.

No dependes de recursos

No dudamos que como fotógrafo profesional dispondrás del equipo adecuado para llevar a cabo tu trabajo, pero en ocasiones, contar con lo último y con todo el material que requiere una buena sesión fotográfica puede resultar costoso y difícil de rentabilizar.

Disponer de un estudio con material de alquiler nos ahorra cualquier preocupación de no estar a la última, pero no es el único recurso que tenemos facilitado con la opción de alquilar un estudio en Barcelona: desde el atrezzo a los espacios anexos como camerinos o zona de catering también quedan a tu alcance.

Espacio sin limitaciones

No es que alquilando un estudio en Barcelona dispongas de todos los metros cuadrados que requieras, sino que puedes elegir el espacio adecuado para la necesidad e incluso, si la localización del estudio es adecuada, contar con exteriores y combinar ambas posibilidades: fotografía de estudio y fotografía exterior.

Además, estudios con iluminación exterior y recursos como los cicloramas te permiten no tener limitaciones con el tipo de escenario y fondo que quieras recrear.

Asesoría y ayuda profesional

Si alquilas el estudio fotográfico en Barcelona a una empresa reputada y experimentada en el campo audiovisual no solo estás alquilando el espacio para desarrollar tu trabajo y tu creatividad, sino el estudio gestionado por quienes han visto a lo largo de los años la evolución y la incorporación de nuevos medios al sector.

Ello te permite no solo que ante cualquier duda puedas contar con una solución al alcance, sino también la información de cómo sacarle el máximo rendimiento al espacio con el que contar para tu mejor sesión de fotos en Barcelona.

Control absoluto de las condiciones

Una lluvia o unas nubes indeseadas pueden dar al traste con la planificación de una sesión de exteriores. De igual forma, un estudio no preparado para cualquier sesión profesional puede que no cuente con la iluminación adecuada o con la distribución que permita con comodidad desarrollar cualquier trabajo.

Sin embargo, alquilando un estudio profesional en Barcelona, ninguno de estos factores serán una limitación, pudiéndose llevar a cabo la sesión en la fecha deseada sin que nada ni nadie pueda impedirla, lo cual también se hace extensible a que si algunos de los equipos fotográficos falla, tienes a tu disposición el alquiler de los modelos más resolutivos del mercado.